Llegamos a casa, nos cambiamos de ropa y… sofá, televisión, deberes,… es decir nos sentamos a ver, en la mayoría de las veces una pantalla cuadrada. Un huerto en casa nos hace disminuir las actividades sedentarias, nos motiva a realizar actividades manuales y activas favoreciendo una vida más saludable.

Cuando los niños son activos, sus cuerpos responden bien a sus deseos y necesidades. ¿Por qué? Porque el ejercicio que se hace en forma regular proporciona los siguientes beneficios:

  • Músculos y huesos más fuertes

  • Control del peso

  • Reducción del riesgo de contraer diabetes tipo 2

  • Mejor dormir

  • Mejor actitud ante la vida

Los niños que se mantienen físicamente activos y sanos tienen más posibilidades de estar motivados académicamente, prestar más atención y tener éxito. Y la capacidad física aumenta la autoestima a cualquier edad.

Hemos recogido el “Decálogo para padres sobre la actividad física de sus hijos”, desarrollado por la Asociación Española de Pediatría (AEP), es un sencillo documento de un folio donde resume de una manera gráfica diez indicaciones que deben seguir los más pequeños.

Aprovechamos para decir desde Linkinghuerto que este decálogo nos lo debemos aplicar todos tengamos la edad que tengamos y si buscamos el contacto con la naturaleza mucho mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 1 = 2