Nombre científico: Cucumis sativus

Siembra: Marzo a Mayo

Cosecha: pasados 2 meses

Consejos: Es una planta muy exigente en nutrientes y necesita abonado de fondo, es importante en el riego que no se mojen las hojas y los frutos porque se echan a perder y que los riegos sean regulares, la cosecha es escalonada y es preferible recoger frutos pequeños que muy grandes y con un color amarillento, ya que estos pueden resultar desagradables al paladar.

Asociaciones:se desarrollan bien si los cultivamos junto a cebollas, guisantes, judías, lechugas o rabanitos…

Propiedades: Son ricos en vitamina A,B1,B2 y C y entre los minerales a destacar encontramos, calcio, azufre, magnesio, fósforo, hierro y cinc. Es una hortaliza que contiene mucha agua lo que es un importante diurético y depurativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 2 = 9