Por inercia tendemos a cultivar en el huerto únicamente hortalizas, muchas veces es por falta de espacio, pero los beneficios que nos aporta añadir flores al huerto es mucho más de lo que nos podemos imaginar.

Cultivar hortalizas y flores en un mismo espacio aporta mayor biodiversidad y nos ayuda a equilibrar el pequeño ecosistema que estamos creando, aumenta la polinización y muchas veces se reduce el número de parásitos que tenemos en el huerto. Las flores de temporada como los pensamientos en invierno, las petunias en verano, o plantas bianuales como las margaritas nos darán colorido y frescura durante todo el año y ayudarán a tener alejados a los parásitos de las plantas hortícolas, además pueden ser un fuerte aliado para detectar posibles plagas y enfermedades antes de que lleguen a las hortalizas y poder hacer tratamientos preventivos.

Una de las plantas que más se utiliza y que nosotros más recomendamos es el uso de la capuchina (Tropaeolum majus) , es una planta rastrera que se utiliza como trampa para pulgones y además favorece el desarrollo de los depredadores del pulgón como la mariquita.

DIENTE DE LEONCALENDULAS A

 CALABACIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

62 − = 59