Es importante conocer algunos conceptos básicos en los que se basa el cultivo ecológico o cultivo tradicional, lo más importante es saber que la prioridad es la calidad del producto que vamos a obtener, de nada sirve cultivar tomates, lechugas o cebollas de gran tamaño y que por utilizar prácticas inadecuadas se pierdan sus propiedades y sabores. ¿Cuantas veces hemos escuchado que este tomate no sabe a nada? O Los del pueblo si que son tomates, cultivar productos dándole prioridad a la calidad y no a la cantidad requiere de paciencia y esfuerzo pero la recompensa bien merece la pena
Huerto ecológico o huerto tradicional  va encaminado en cuatro líneas fundamentales de trabajo:

Rotación de cultivos:

Asociaciones favorables

Métodos biológicos de control de plagas

Fertilización productos ecológicos.

  1. Rotación de cultivo: con esto conseguiremos mejor aprovechamiento de los nutrientes del suelo y mayor control de plagas. Las rotaciones se harán de una forma sencilla y agrupando en tres grupos las hortalizas elegidas según aprovechamiento de las hojas; 2. raíces o bulbos; 3. flores y frutos. La rotación consiste en cultivar en cada parte un grupo y al año siguiente cambiar a otro grupo distinto.
  1. Asociaciones favorables: a la hora de diseñar nuestro huerto tendremos en cuenta plantas que asociadas obtengan un beneficio mutuo
  1. Métodos biológicos de control de plagas: nunca utilizaremos productos químicos para controlar las plagas, aplicaremos métodos preventivos de control y favoreceremos el crecimiento de plantas sanas y de calidad para evitar la presencia de plagas y enfermedades.
  1. Fertilización: siempre aplicaremos abonos orgánicos de origen animal, abonos verdes y compost.
 
Con estos principios  garantizamos, no solo que nuestra producción sea adecuada sino conseguir productos de calidad.

IMGP2302

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

66 − = 58